Home > Vender una Propiedad > PRESENTAR UNA PROPIEDAD EN VENTA EN LA COSTA BLANCA
Spanish mobile
Tel: 626 829 330

PRESENTAR UNA PROPIEDAD EN VENTA EN LA COSTA BLANCA

Objetivo: presentar una vivienda aireada, luminosa, espaciosa y bien conservada

Cualquier inmueble presentado de esta forma atrae rápidamente a los compradores y tiene más posibilidades de ser el elegido. Las primeras impresiones son muy importantes, ya que los compradores extranjeros suelen hacer visitas rápidas a la Costa Blanca y tienen que ver muchos inmuebles en pocos días.

¿Cómo preparo mi vivienda?

Propiedades en venta en la Costa Blanca

Apartamentos en venta en la Costa Blanca
Villas en venta en la Costa Blanca

Exterior:

  • Un jardín mediterráneo bien cuidado puede resultar muy atractivo, por lo que es una buena idea podar los setos, despejar los caminos y, si el jardín no es muy colorido, añadir algunas macetas con geranios en las entradas o en las repisas de las ventanas. Dan un toque muy mediterráneo y ayudarán con la venta.
  • Despeje el jardín y la piscina. Guarde maquinaria, juguetes o cualquier otro accesorio en el sótano o trastero. Haga lo mismo con los comederos del perro o los materiales de construcción sobrantes, que se pueden apilar ordenadamente en el garaje o junto a una pared.
  • Asegúrese de que la puerta de la calle abre correctamente con la cerradura, sin necesidad de empujar o tirar, y de que el timbre funciona. Es hora de hacer estas pequeñas reparaciones que ha ido dejando pasar. Si la pintura está desconchada o ni siquiera existe en vallas o puertas, retóquela o vuelva a pintar. Las puertas de hierro españolas bien brillantes, al igual que las lámparas, son un elemento de la vivienda digno de mostrarse.
  • La puerta de entrada a una vivienda es muy importante. Tiene que estar recientemente pintada o barnizada y los picaportes y cerraduras han de funcionar a la perfección. La decoración también le ayudará en este punto, como las lámparas de hierro forjado y las macetas, si hay espacio.
  • Cualquier cosa que esté rota y se aprecie a simple vista, como persianas, azulejos o escalones, tiene que repararse o cambiarse. Si no, el comprador asumirá que el resto de la vivienda tampoco está en buenas condiciones.

Interior: Las palabras son espacioso, luminoso y limpio.

  • Espacioso: cualquier espacio habitable se puede hacer más atractivo al eliminar el desorden. Los armarios extra, aparadores y roperos pueden ser de utilidad, pero no hacen que una estancia tenga mejor aspecto. Si la prioridad es vender la casa, estos elementos deben venderse o trasladarse a un garaje o trastero alquilado. El resultado es una estancia llamativa, más cercana a la idea planificada por el arquitecto.
  • Luminoso: las casas españolas tradicionales suelen tener vigas de madera, persianas y puertas. Esto no es un problema, ya que son elementos deseables en una vivienda, sobre todo si se combinan, como suele ocurrir, con una chimenea de obra tradicional. Sin embargo, el barniz o la pintura tiene que ser brillante, para que incluso los muebles más antiguos ofrezcan un aspecto impecable. Todas las persianas y cortinas tienen que estar abiertas. Las macetas con geranios son especialmente útiles, ya que ofrecen un toque hogareño y colorido frente a los elementos de hierro.

Si el interior no se ha pintado recientemente, ahora es el momento de hacerlo. Por una cantidad de dinero relativamente pequeña se puede actualizar la vivienda para que quede como nueva. En las cocinas y baños, las cosas suelen acumularse en las encimeras. Lo mejor es eliminar la mayoría y almacenarlas cuidadosamente para dejar las superficies despejadas. Ponga toallas y jabón en el baño. Arregle los grifos si gotean con unas arandelas nuevas y engrase las bisagras.

  • Limpieza y Tranquilidad: los perros ladrando, los niños corriendo y los televisores encendidos no ayudan a vender una vivienda.  Los compradores típicos son propensos a distraerse, por lo que es mejor apagar los televisores e intentar que algún amigo se quede con los niños o los animales hasta que la visita haya terminado.

Es esencial haber realizado una limpieza a fondo, prestando especial atención a la cocina y al baño. Si los apliques y accesorios del baño son de cromo brillante y las ventanas y espejos están abiertos y radiantes, la vivienda tendrá, inevitablemente, mejor aspecto. Es especialmente importante eliminar las manchas de grasa de la cocina, incluso en los lugares más insospechados, como en los interruptores de la luz o los tiradores de las puertas.

Renovación Previa a la Venta: todo el mundo ha oído hablar de las ventajas de los “fijadores profesionales”, pero los beneficios de “arreglar” no están tan claros si el objetivo es sacar provecho con la renovación. En las viviendas de la Costa Blanca de los años 70, lo mejor es reparar o sustituir cualquier elemento que se rompa, como persianas, baldosas o encimeras, pero normalmente no vale la pena más que pintar y recogerlo todo. El precio de venta será un factor determinante y, probablemente, los nuevos propietarios quieran hacer una renovación completa a su gusto de todos modos.

En las casas de la década de los 80, se pueden obtener algún beneficio cambiando la cocina y los cuartos de baño, sobre todo si se presentan con una piscina o doble acristalamiento.

En las viviendas nuevas, añadir extras casi siempre es una pérdida de dinero, ya que el precio siempre será un criterio fundamental a la hora de tomar una decisión.