Home > Buscar una Propiedad > MÉTODOS DE CONSTRUCCIÓN EN LA COSTA BLANCA (1)
Spanish mobile
Tel: 626 829 330

MÉTODOS DE CONSTRUCCIÓN EN LA COSTA BLANCA (1)

Cimientos, Mampostería, Tejados, Carpintería y Fontanería

Cimientos: el terreno en la Costa Blanca es bastante rocoso y, normalmente, ofrece un buen asiento para las construcciones. Las fincas antiguas suelen tener paredes construidas directamente sobre la piedra y la tierra y se mantienen en pie después de cientos de años, incluso con la humedad. La construcción moderna en la Costa Blanca se basa en una base de cimientos de hormigón reforzado con acero, que recorre todos los muros de carga de la casa. Es muy fuerte, especialmente cuando se combina con una viga anular que se extiende por la pared superior. Si cualquiera de estos elementos se rompiera, se verían grandes grietas (en las que se puede poner un lápiz) y no es la vivienda adecuada para comprar. En casos especiales en los que la parcela está muy empinada, se colocan pilares de hormigón hacia la roca para que proporcionen una plataforma de base estable para la construcción.

Propiedades en venta en la Costa Blanca

Apartamentos en venta en la Costa Blanca
Villas en venta en la Costa Blanca

Mampostería: además de las fincas antiguas, la mayoría de las propiedades de la Costa Blanca se construyen sobre fuertes bloques de cemento que comprenden todas las paredes de la casa o solamente la planta de abajo. En este caso, la planta de arriba se construye con ladrillos cerámicos con doble cámara de aire con una capa de aislante, que suele ser de láminas de poliestireno, que funciona muy bien para mantener la casa fresca en verano y cálida en invierno. En las antiguas propiedades de los años 70, el ladrillo puede ser irregular y, obviamente, se construyó a toda prisa, aunque de todas formas las casas son bastante robustas.

Tejados: el tejado típico de la Costa Blanca es el famoso mosaico rojo del Mediterráneo, que se coloca sobre el ladrillo cerámico con aislamiento y cemento en las vigas de hormigón. Las casas más antiguas pueden tener vigas de madera, que suelen estar pintadas de color oscuro y, en su mayoría, no tienen problemas. Las tejas rojas se mantienen bien a la intemperie y pueden durar mucho tiempo sin necesidad de mantenimiento, pero si hay alguna suelta se puede perder durante una tormenta y es mejor sustituirla en cuanto sea posible. Los tejados de calidad varían en las viviendas con los materiales de más alta calidad, que suelen tener tejas más pesadas y moldeadas y aleros de ladrillo decorativos y adornados. Un problema poco frecuente pero que puede ocurrir en cualquier vivienda es que cuando los abundantes pinos de la Costa Blanca mudan sus agujas cada año, las ramas colgantes cercanas a las viviendas pueden crear un grueso manto sobre el tejado, y es mejor despejarlo. Los antiguos tejados suelen tener un llamativo tono marrón que aún perdura.

Carpintería y Ventanas: la madera local de la zona de la Costa Blanca es de pino mediterráneo y se utiliza tradicionalmente para puertas, ventanas, muebles y armarios. Las viviendas de la década de los 70 suelen tener carpintería con paneles “castellanos”, tiradores y accesorios de hierro forjado. Las construcciones más recientes prefieren barnices de colores claros con apliques metálicos y en los últimos 15 años han aparecido nuevos tipos de madera importada, como el pino de grano recto y el roble, además del aumento de la popularidad de los acabados en pintura blanca. Ha habido grandes cambios en cuanto a las ventanas, que ya no son de madera, si no de aluminio de gran calidad y PVC, y están reforzadas con doble acristalamiento o cristales de seguridad. Según se mire, aquí hay una ventaja o desventaja: la menor necesidad y prácticamente desaparición de las tradicionales rejas españolas, normalmente de hierro forjado. Las cocinas y cuartos de baño han cambiado en parte, dando paso a construcciones de moderna fibra modular, pero el pino sigue siendo común. Una característica típica de las cocinas española es la superficie de trabajo, que solía ser de piedra y, en la actualidad, de granito. En las viviendas más antiguas algunas son de mármol blanco, pero se ha ido reemplazando porque es frágil y no reacciona bien ante manchas de zumo de naranja o limón. El granito es un elemento de calidad y, en las construcciones de gama alta, se pueden encontrar llamativas piezas importadas de color azul translúcido de Labrador o verde de Brasil. En las viviendas más recientes se puede encontrar otro material llamado Silestone, que da un aspecto más moderno pero es menos práctico.   

Fontanería: la mayoría de viviendas de finales de los años 70 cuentan con la conocida instalación de cobre con tuberías correctamente instaladas. Antes de esto, lo normal era instalar fontanería de hierro y aún se pueden encontrar muchas que funcionan a la perfección, aunque cualquier día se puede romper una junta y habrá que cambiar la instalación completa. Afortunadamente, esto no es demasiado complicado, ya que la mayoría de estos inmuebles tienen un semisótano al que se puede acceder fácilmente. Además, en España no hace falta ampliar la hipoteca para contratar a un fontanero. Cuando esté trabajando, es buena idea pedirle que compruebe el estado de las tuberías de desagüe para ver si son de cerámica. Normalmente se habrán sustituido, pero si no es así es recomendable hacerlo e instalar tuberías de PVC, que no dan problemas.